¿Suenan las campanas de las iglesias todas las mañanas en toda Italia, como en el pueblo del norte de Italia en el que nos alojamos? Si es así, ¿para qué sirve? ¿Te gusta? ¿A nadie le importa despertarse siempre a las 7.30?

Usualmente lo hacen, sí. El uso permitido de campanas está supuestamente bastante regulado, pero no todas las parroquias siguen las reglas determinadas por la Iglesia Católica en Italia.

En primer lugar, por razones “litúrgicas”, las regulaciones sobre el uso de campanas son delegadas por el gobierno italiano a la Iglesia. En cambio, todos los demás usos (como cuando se usa para marcar el tiempo) están sujetos a las leyes italianas con respecto a la contaminación acústica.

Cada obispo define cuándo se pueden usar las campanas durante el día, por ejemplo, de 7:30 a 20:00 durante la semana, y de 8:00 a 20:30 los fines de semana y feriados. El uso litúrgico incluye anunciar el tiempo de la misa 15 minutos antes de que comience, subrayando algunos momentos durante algunas celebraciones (especialmente funerales, bodas, …) y algunas instancias más similares.
En la mayoría de los casos, todo lo que escuchará de estos en un día normal es la campana que llama a misa. Una excepción a lo anterior es Pascua y Navidad, cuando la campana también se puede usar durante la noche.
La mayoría de las diócesis, según mi conocimiento, definen aún más la cantidad máxima de veces, duración, volumen, etc.

El otro uso normal es como parte del reloj de campana, para marcar el paso del tiempo. Esto se limita al mismo período de tiempo que mencioné anteriormente, y supuestamente se limita a cada hora, o cada media hora como máximo, incluso si a menudo también puede escuchar cuartos de hora.
Puede reconocer estos casos fácilmente: la hora suele ser 4 peajes de “advertencia”, seguidos por el mismo número de peajes que la hora actual, por lo que entre 1 y 12. Las horas y cuartos son entre 1 y 3 peajes, como muchos como los cuartos de hora en el tiempo actual (por ejemplo, 3 peajes a las 9.45).

En comunidades más pequeñas, es posible que aún escuche diferentes usos, como actuar como una alarma para los trabajadores de la aldea, llamar a los niños a la escuela, etc. ¡Definitivamente es raro escuchar eso hoy en día!

En la mayoría de los lugares no es realmente una molestia, en mi caso apenas lo noto en ningún momento si no estoy prestando atención. Eso es a menos que el timbre de la campana, o la cosa electrónica / el mp3 y el altavoz que hacen su trabajo, realmente lo hagan, y / o esté en un lugar que, de lo contrario, es muy silencioso. Realmente no es suficiente para despertarme, ¡necesito algo mucho más fuerte y persistente!

Usted pregunta: ¿Suenan las campanas de las iglesias todas las mañanas en toda Italia, como en el pueblo del norte de Italia en el que nos alojamos? Si es así, ¿para qué sirve? ¿Te gusta? ¿A nadie le importa despertarse siempre a las 7.30?

De hecho, es bastante común, especialmente en pueblos pequeños. Pero a menos que las ventanas de su habitación estén exactamente alineadas con el campanario, generalmente solo puede escucharlas como sonidos de fondo distantes (es decir, la próxima vez, elija una habitación diferente).

A medida que los relojes personales se volvieron omnipresentes, las campanas de los peajes (tanto de las torres de las iglesias como de las torres de los relojes) perdieron gran parte de su propósito (aunque todavía se usan para anunciar misas los domingos, los funerales y las emergencias, estas últimas además de las sirenas en los ayuntamientos, que se activan regularmente). cada día al mediodía), pero es parte de las tradiciones y la historia de los italianos, y muchos italianos (y no solo los italianos) crecieron con eso y los encuentran tranquilizadores (independientemente de las creencias religiosas personales).

Ocurre en muchos pueblos y también en pueblos y ciudades más grandes (no en todas partes). Está conectado con las horas canónicas tradicionales: “En la práctica del cristianismo, las horas canónicas marcan las divisiones del día en términos de períodos de oración fija a intervalos regulares”. (Horas canónicas – Wikipedia). Entonces, básicamente, los tiempos están conectados con la antigua división del día y la oración tradicionalmente recitada en ese momento del día.

Las personas que viven desde la infancia en esos lugares no escuchan las campanas mientras duermen (o mientras hacen cualquier otra cosa) por la misma razón que las personas que viven durante mucho tiempo cerca de una autopista no escuchan el ruido de los camiones, o las personas que viven cerca a una línea o estación de tren no escuchas el paso de los trenes, y las personas que viven cerca de un aeropuerto no escuchan que las llanuras se acercan.

¿Para qué sirve? Esencialmente para marcar el tiempo y llamar a eventos particulares. Tenía perfecto sentido en las comunidades agropastorales, donde las actividades deben regularse de esa manera. En las ciudades … no tiene sentido. Me gusta Realmente no lo se. Si no estoy prestando atención … Ni siquiera los entiendo.

Las campanas de las iglesias no suenan entre semana en el barrio residencial en las afueras de Roma, donde vivo. Suenan después de misa los domingos y personalmente me gusta el sonido. Las aldeas más pequeñas pueden ser diferentes y si no estás acostumbrado a las campanas, puedo imaginar que sea extraño. El sonido de las campanas es una antigua tradición que se remonta a la Edad Media y sigue siendo un fenómeno cultural que nos conecta con el pasado.

Sucede. Es más común en los pueblos y más infrecuente en las ciudades. Realmente no me gusta, pero me dicen que te acostumbras bastante rápido.

Dormir es muy esencial para todas las personas. Sin dormir, el hombre no vive cómodo. Así que hoy les presento a todos ustedes una buena sesión para dormir, quienes brindan un conocimiento claro sobre el sueño. Haga clic aquí para conocer más detalles: HABITACIÓN PARA DORMIR

Vivo justo al lado del ayuntamiento de mi ciudad, lo que significa que suenan campanas casi cada hora. Cuando me mudé aquí por primera vez, no pude dormir durante días, pero ahora apenas los noto cuando estoy despierto.